Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada https://www.cofgranada.com/
ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE GRANADA
Jueves 23 de septiembre de 2021
Acceso Colegiados
Usuario:
Clave:

Noticias la Farmacia

Linea Negra
13/09/2021 | “Tenemos una nueva opción de vacuna para los inmunocomprometidos: pinchazo protegidos 12 meses”

Pilar Pérez Jiménez.
Lun, 13/09/2021 - 08:00
Poco más de un año lleva Ricardo R. Suárez en España. El actual presidente de la filial española de AstraZeneca aterrizó en medio de una pandemia mundial y ha tenido que lidiar con todos los obstáculos que eso ha supuesto. Sin perder el foco en su misión -“teníamos que asegurar la provisión de vacunas al Gobierno español”-, asegura que ha sido un aprendizaje muy enriquecedor: “Siento orgullo de todo lo que vamos consiguiendo”, y confía en que el tiempo y la Ciencia ponga cada cosa en su sitio.

Pregunta: Ahora que ya ha finalizado la batalla legal en Europa, ¿cuál es la versión de los hechos desde la compañía? ¿Desde la filial española?
Respuesta: Es importante empezar por el orgullo que sentimos en este momento, sabiendo todo lo que ha pasado hasta este momento, este año y medio enfrentándonos a una pandemia, estamos tan orgullosos del trabajo que se ha hecho... No sólo en España, también en Europa y el mundo. Hemos entregado más de 1.200 millones de dosis en el mundo, y sólo en España a finales de agosto 16,5 millones. Seguimos comprometidos con el cumplimiento de las dosis pactadas. Estamos satisfechos con el acuerdo llegado con la UE y trabajamos con ellos para asegurar la entrega de los 300 millones de dosis. Esta vez sí hay fechas muy concretas de cada trimestre, que forman parte del acuerdo y con eso vamos a seguir trabajando sin descanso para ser un buen socio, pero no sólo con España y Europa, también a nivel mundial. Estamos orgullosos de nuestra contribución con una vacuna accesible a todo el mundo y sin ánimo de lucro.

P: Durante estos meses atrás ha habido intercambios de documentación muy duros entre la compañía y la UE. ¿Cuál es vuestra visión de aquel momento tan tenso, del choque político?
R: Resulta difícil tener una versión desde el punto de vista del CEO de España, porque yo no estaba involucrado en esas conversaciones. Nosotros asegurábamos junto al Gobierno de España alcanzar el compromiso que teníamos con la entrega de 32,5 millones de dosis. Recuerdo jornadas de intenso trabajo sin descanso junto a los distintos equipos de la compañía todas las semanas, contando cuántas vacunas iban a llegar para poder confirmar en tiempo real la cuantía y que la ministra pudiera cumplir con su plan estratégico de vacunación. En España, nuestra vacuna es la segunda más entregada y más de cinco millones de personas tienen la pauta completa gracias a los más de 10 millones de dosis entregadas. Si pensamos en cómo empezó la historia, si se iba a usar o no... Sí se ha empleado y en los profesionales esenciales: ramas sanitarias, policías, bomberos, profesorado... Colectivos sin los que no puede funcionar un país. Eso es un orgullo.

"AstraZeneca no extrae beneficio alguno al final del proceso. Todo se hace con transparencia"

P: Ha mencionado que su vacuna es sin ánimo de lucro, pero ¿qué es exactamente esto?
R: A veces usamos esta expresión, pero no la ponemos en valor, no detallamos qué significa con exactitud. Resulta sencillo: cuando nosotros alcanzamos nuestro acuerdo con Oxford firmamos que no íbamos a sacar beneficio de la vacuna. Porque el rol de la compañía, de nuestro CEO, es que nosotros nos convertíamos en una compañía de vacunas cuando nunca habíamos desarrollado una. Íbamos a trabajar con la Universidad de Oxford, ellos ponían de su parte la Ciencia, y nosotros nuestros recursos de operaciones, de suministro y el compromiso de fabricarla sin beneficio. Tenemos que cobrar a través de los acuerdos con los países individuales (adquiridos mediante la Comisión Europea) el costo de la vacuna, que es la suma de los ingredientes activos, la fabricación de la fórmula y el suministro-logística. AstraZeneca al final del proceso no extrae beneficio alguno. Todo se hace con transparencia.

P: Desde la filial se han concentrado en el trabajo con el Gobierno español. ¿Cuál fue el impacto de que aquí ya no se fuera a usar más su vacuna y sea la elegida para ser donada o revendida a terceros países?
R: Llegué a la compañía en el momento más crítico en mitad de la pandemia y tuve que empezar a trabajar por asegurar el suministro de la vacuna en España. Fue complicado el suministro con todo lo que se ha escrito en los periódicos, pero nosotros entregábamos las dosis. La Estrategia de Vacunación fue elaborada por el Gobierno, quien decidía el uso con los diferentes rangos de edad. Con ello estaba claro que el plan era empezar a destinar dosis a los que eran los más vulnerables. Pero llegó un punto en que, trabajando de la mano junto al Gobierno, ellos ya sabían que tenían suficientes vacunas de Pfizer para seguir sin nosotros con su campaña de vacunación. Y llegamos a un acuerdo sobre qué podíamos hacer para aportar en otros países. Y ello sin dejar de aportar a COVAX, a los que hemos entregado 121 millones de dosis, es la vacuna que está llegando a más países, 170, y la vacuna más usada en India. La vacuna de AstraZeneca juega un papel importante en España y lo seguirá haciendo, y además nuestra vacuna jugará un papel importante a nivel de Europa y en el mundo.

"Nuestra vacuna es la que está llegando a más países, 170, y la más usada en India"

P: La farmacovigilancia, que se realiza en cualquier medicamento, se ha vivido al día en el caso de las vacunas. ¿Con la de AstraZeneca ha impactado de forma negativa la publicidad de cada uno de los efectos secundarios que han ido surgiendo?
R: El tiempo nos ha demostrado que los beneficios superan los riesgos. Ahora que en el mundo hay más gente vacunada y en muchos países se supera el 70% de cobertura, como en España, se ha visto que son efectos secundarios puntuales, es importante que se conozcan los efectos secundarios. Eso es algo que todos los medicamentos tienen y por ello nosotros seguimos actualizando la ficha técnica. Pero no nos podemos olvidar de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) siempre ha sido muy clara con el uso de AstraZeneca: recomendada para mayores de 18 en adelante. Ese uso nunca ha cambiado y sabiendo que también la EMA ha estudiado nuestra vacuna tanto como la de Moderna como la de Pfizer, todos tenemos nuestros efectos secundarios.

P: ¿Y cómo recibíais las nuevas recomendaciones que hacían los gobiernos con el uso en una determinada franja de edad?
R: Creo que en un momento de crisis muchos países tomaron decisiones para maximizar el impacto de la vacuna y proteger a los ciudadanos. Se tomaron decisiones que no estaban alineadas con lo que recomendaba la EMA y creo que hemos visto también países que seguían cambiando las recomendaciones porque no querían introducir riesgos en aquel momento. La única manera que teníamos de enfrentarnos en esos meses al problema era concentrarnos en la Ciencia, siempre presentando los datos científicos, siempre exponiendo los datos recopilados del uso en vida real de todos los países y que nos mostraban la realidad de la vacuna.

Hay mucha conversación alrededor de la tercera inyección y creo que también tenemos que respetar el tiempo para ver qué aprendemos de las dos que ya hemos puesto. Hay muchos estudios que se están haciendo ahora mismo comparando entre diferentes vacunas para ver la duración. Nosotros también estamos haciendo inversiones en un monoclonal para asegurar que nuestra opción de vacunas sigue teniendo un rol importante en la pandemia. Ahora la preocupación está en delta, pero también el foco se halla en las personas que tienen el sistema inmunitario comprometido y eso es otra parte de esta historia en la que está AstraZeneca trabajando.

"La EMA siempre ha sido muy clara con el uso de AstraZeneca: recomendada para mayores de 18 años en adelante"

P: ¿Quiere decir que los países han tomado decisiones más en base a política que a Ciencia?
R: Yo, que venía de fuera y con los propios problemas políticos que tenemos en nuestro país, intenté no confundir una cosa con la otra. Soy una persona optimista y para nosotros, nuestros equipos, siempre tenemos en mente que la Ciencia es lo primero. Las decisiones que se toman eran y son del Gobierno y nuestro acuerdo es con la Comisión Europea, que hacía de intermediaria con los gobiernos de Europa. Todo lo que vamos a hacer con nuestro trabajo es apoyar sus decisiones porque en realidad es el que está gestionando las vacunas y no había ni una semana, casi ningún día, que no estuviéramos compartiendo nuestros datos científicos con los gobiernos para que tomarán sus decisiones.

Por eso quiero irme del pasado a la actualidad y sentirme orgulloso del punto en el que nos encontramos con el Gobierno español, porque ven el valor de la vacuna tanto que también quiere que otros países se beneficien del mismo. Seguimos compartiendo nuestros datos científicos y toda la información que tenemos porque a lo mejor algún día deciden que quieren utilizar la vacuna de otra forma. A largo plazo los países van a tener que tomar nuevas decisiones para el año que viene.

P: En este sentido ha mencionado el impacto de su vacuna sobre delta y ahora mismo uno de los países en los que más daño está haciendo esta variante es Estados Unidos. ¿Presentará AstraZeneca la documentación a la FDA para que sea aprobada allí?
R: Disculpa, pero yo no estoy involucrado directamente en eso; lo que sí puedo confirmar es que nosotros seguimos trabajando con el Gobierno de Estados Unidos y presentando los datos científicos. Ahora el país está en un momento muy complicado. En su día tomaron decisiones pensando que tenían suficientes vacunas y ahora de nuevo alegaban que requerían diferentes vacunas. Desde AstraZeneca se suministra toda la información posible para que puedan aprobar el uso de la vacuna.

"Hubo momentos en todo el mundo en que se tomaron decisiones no basadas por completo en la Ciencia. Pero con el tiempo, aunque la crisis sigue, la población ya está más calmada"

P: Como compañía os habéis sentido de alguna manera perjudicados por la opinión pública y los efectos secundarios, ya que en algunos momentos de la pandemia había un poco de fijación. ¿Lo habéis percibido así?
R: Todos hemos estado expuestos a muchas emociones en este viaje, por así decirlo, tanto de forma profesional como personal. Lo que yo puedo decir es durante los momentos más complicados para AstraZeneca y el resto de los laboratorios hubo emociones que se utilizaron para tomar decisiones. Pero nosotros teníamos que separarnos de eso, para no entrar en un entorno no productivo. Sí que pensábamos que la Ciencia no se podía mover a la rapidez necesaria para que todo el mundo entendiera de la importancia de la vacunación, de los riesgos inherentes que tienen, educar en todo ello y poder tomar decisiones basadas en esos datos científicos.

P: Entonces sí...
R: Sí hubo momentos en todo el mundo en que se tomaron decisiones no basadas por completo en la Ciencia. Pero con el tiempo, aunque la crisis sigue, la población ya está más calmada, hay altas tasas de vacunación (España y Europa por encima del 70%) y podemos ver esos datos científicos con una perspectiva diferente. Porque para eso recogemos y analizamos los datos de vida real (Real World Data). ¿Fuimos o no perjudicados por todo lo que paso? Depende del día, del momento... Pero lo cierto, es como dice la canción: “Yo no estaba en la habitación donde se tomaban las decisiones”. Yo lo que puedo decir es hemos aportado los datos científicos, lo seguimos haciendo para tomar decisiones.

Durante toda la entrevista Suárez muestra optimismo, y es tajante cuando deja claro que todo “este viaje inesperado que ha supuesto subirnos al bus de las vacunas, ha sido y es un aprendizaje continuo”. Por eso se queda, que pese a llegar a un país ajeno con su familia en mitad de una pandemia mundial, con el orgullo que su hijo muestra en el colegio cuando presume de que sus profesores se han vacunado con “la de mi padre”. Y eso resta “todo lo negativo que ha pasado”, porque subraya que la vacuna nos ha brindado “la oportunidad de volver a una vida casi normal y son los momentos con los que me quedo”.

"Resulta muy temprano pensar en que ya debemos ponernos la tercera dosis; es mejor esperar para ver qué podemos aprender de la eficacia clínica en el mundo real y de las células T"

P: Como decía, el foco está en la tercera dosis, ¿sí o no?
R: Nuestro CEO habló de esto y necesitamos esperar un poco más para entender el impacto que tiene la vacuna y la protección que ofrece. Además, acabamos de llegar en muchos países al 70%, pero hay un 30% de personas que carecen de vacuna y seguramente muchos no recibieron su segunda dosis hasta hace poco. Resulta muy temprano pensar en que ya debemos ponernos la tercera dosis ya; por eso es mejor esperar para ver qué podemos aprender de la eficacia clínica en el mundo real y de las células T, que no siempre debemos poner el foco en los anticuerpos. Porque esto es importante: la gente piensa ‘se me van los anticuerpos’, pero hemos aprendido que las células T tiene la memoria para defenderse y eso lo hemos visto en Oncología. Si las células T han aprendido a defender el sistema inmunitario a lo mejor las vacunas están haciendo algo más que desconocemos, por eso repito que es más una cuestión de tiempo más allá del sí o no en este momento a las terceras dosis.

"Tenemos un estudio en fase III de AZD 7742, una combinación de un anticuerpo de acción prolongada"

P: ¿En qué consiste esa nueva fórmula vacunal diseñada específicamente para los pacientes inmunocomprometidos, que ahora mismo ya se podría inocular en los pacientes, dado que es la opción que España, junto a otros países en el mundo, ya consideran necesaria para estos colectivos?
R: La vacuna salva vida y evita hospitalizaciones, pero hay que pensar que hay un porcentaje a nivel mundial, el 1% de la población, que con la vacunación actual no es suficiente y tienen un organismo inmunocomprometido, no son capaces de generar la respuesta necesaria. Para nosotros es importante destacar que tenemos un estudio en fase III (en profilaxis preexposición) donde evaluamos no solo la seguridad del producto también la eficacia. Se trata de AZD 7742, una combinación de un anticuerpo de acción prolongada, un fármaco que puede proteger a estos pacientes durante 12 meses.

Esto cambia el paradigma, tenemos en mente una serie de colectivos que se pueden beneficiar de la misma: el ensayo clínico ha cumplido el objetivo principal se logró una reducción estadísticamente significativa frente al Covid-19 de síntomas y se consiguió disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad en un 77%. Esto incluye pacientes con cáncer, enfermedades inmunes, tratados con terapias inmunosupresoras, diálisis y otros sistemas inmunológicos deprimidos.

Estas personas suponen un alto impacto a nivel sanitario, pero también personal, por el miedo que estas personas deben tener al salir a la calle. Esto nos demuestra que hay una ventana a la esperanza. En este estudio no hubo casos de enfermedades graves ni muerte. Estamos muy orgullosos de estos datos y esperamos que la EMA revise los datos científicos aportados y pueda emitir una recomendación al menos durante el primer trimestre del año que viene. Entonces será una opción nueva a tener en cuenta.

La UE y AstraZeneca llegan a un acuerdo para acabar con su batalla judicial
La vacuna de AstraZeneca reduce un 94% las hospitalizaciones en vida real
España solo administrará la vacuna de AstraZeneca a personas de entre 18 y 55 años
Así se diferencian las vacunas de AstraZeneca, Pfizer y Moderna
P: ¿Cómo ha impactado el convertirse en uno de los laboratorios de referencia de vacunas, cuando no se caracterizaba por ello?
R: Es como empezar un viaje cuando no tienes un destino prefijado. Y nosotros además no teníamos destino, pero tampoco teníamos ni sabíamos que pasajeros íbamos a necesitar en el bus para terminar la pandemia. Pero el camino que ha recorrido ha sido brillante por el talento que ha sido capaz de atraer de otras empresas e instituciones académicas con años y años de experiencia. El compromiso de estos nuevos equipos en mitad de la pandemia y bajo estas circunstancias tan complicadas ha sido fundamental. Hemos formado un grupo de vacunas; ha sido impresionante. Su rol ha servido para poner en marcha nuevas terapias, como una para bebé prematuros; su experiencia médica nos ayuda para presentar el valor clínico.

Nunca fue nuestra intención abrir una línea de negocio con otras vacunas. Sólo queríamos aportar nuestra parte en la pandemia. Ahora bien, este virus nos ha enseñado otras cosas, como la forma de interactuar con el Gobierno, con las autonomías, cómo buscar socios que aporten valores estratégicos sí hemos aprendido y todo ello nos ayudará en nuestras otras áreas terapéuticas como Oncología, Respiratorio, Inmunología y Cardiovascular. Un portfolio sin precedentes.

"Nunca fue nuestra intención abrir una línea de negocio con otras vacunas. Sólo queríamos aportar nuestra parte en la pandemia"

P: Uno de los retos de esta pandemia ha sido la comunicación, cómo explicar la Ciencia; desde la OMS lo han planteado en más de una ocasión. Para la industria farmacéutica también ha sido un reto, ¿se han cometido errores en esta tarea?
R: Las cosas estaban pasando tan rápido que la comunicación no era una prioridad. Puedo reconocer esto desde AstraZeneca España. Estábamos concentrados en el suministro, que llegaban las dosis necesarias comprometidas con el Gobierno. No era importante la educación en vacunas, ni comunicar la importancia del rol de las mismas, el foco era otro. No tuvimos voz en ese momento, pudimos ser más proactivos y trabajar de la mano con el Gobierno en esas comunicaciones.

Hay muchas personas que se acogerían a las excusas de los límites de los que aquí en España, a diferencia de EEUU, se puede o no contar, pero lo que sí hay que mostrar siempre son los datos científicos que avalan el uso seguro y eficaz de las vacunas para que los ciudadanos tengan acceso a la información más allá de las redes. Y creo que en ese aspecto pudimos ser más agresivos para comunicar la Ciencia y aportar calma, que es lo que se necesita en esos momentos de crisis. Hemos aprendido de ello y ahora somos mucho más proactivos. Y queremos ser más transparentes. Con la segunda dosis de AstraZeneca se vio que la población eligió con los datos.

"Con la segunda dosis de AstraZeneca se vio que la población eligió con los datos"

P: En este poco más de año y medio en España. ¿Qué ventajas y desventajas hay entre la gestión de España y EEUU en materia sanitaria?
R: No hay grandes diferencias, aunque no me crean. Hay muchos negocios en el ámbito sanitario en EEUU, pero las decisiones son tomadas por dos o tres personas en empresas muy muy grandes que controlan todo el espectro de recursos sanitarios (tratamientos, equipos médicos...). Aquí es igual, hay una compañía que se llama Gobierno de España. Con 47 millones de personas es muy similar al control que ejercen 14 compañías estadounidense sobre 327 millones, con presupuestos y recursos. No lo veo diferente, complicado sí, pero los retos son distintos. Lo positivo es que aquí todo el mundo tiene acceso a una opción sanitaria, frente a 11 millones de personas en EEUU que no, y que hay dirigentes que no quieren que tengan acceso a las innovaciones sanitarias.
Aviso Legal | Política Privacidad | Política Medioambiental | Coyright © 2016 Colegio Farmacéuticos de Granada - Todos los derechos reservados