Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada
ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE GRANADA
Jueves 26 de mayo de 2022
Acceso Colegiados
Usuario:
Clave:

Noticias la Farmacia

Linea Negra
06/05/2022 | ¿Cuáles son los cuatro pilares de la atención farmacéutica domiciliaria?
Carmen Torrente. Madrid
Vie, 06/05/2022 - 07:15
Compartir en
Médicos, farmacéuticos, trabajadores sociales y... ¿enfermeras? Esta es la ecuación perfecta, en el marco de la atención primaria, para desarrollar la atención farmacéutica domiciliaria. Sin embargo, esta "colaboración multidisciplinar entre sanitarios" es todavía un debe, según ha quedado patente en El papel del farmacéutico en la atención domiciliara: una necesidad ineludible, la mesa redonda celebrada este jueves en el X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que se está celebrando en Madrid hasta el 7 de mayo, organizado por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac).

"Siempre pensé que la atención farmacéutica domiciliaria la teníamos que hacer con cuatro pilares básicos, desde la atención primaria: médico de primaria, enfermera de primaria, farmacéutico comunitario y el trabajador social", ha comenzado diciendo la moderadora de la mesa, María Dolores Murillo Fernández, farmacéutica comunitaria en Sevilla y coordinadora del Grupo de Trabajo de Cronicidad y Adherencia terapéutica de Sefac. Sin embargo, la ecuación no ha sido perfecta esta vez: "Hace una semana la enfermera que habíamos invitado, un referente de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) en enfermería de enlace, consideró que no se iba a sentir cómoda en este Congreso, porque piensa que no es necesaria la atención domiciliaria por parte de los farmacéuticos, ya que las enfermeras ya lo están haciendo. Es muy triste, porque en las reuniones previas llegamos a hablar de que lo lógico sería que esa enfermera de enlace coordinara el equipo formado por los cuatro pilares". Por este motivo, su silla vacía ha estado presente en la mesa.

La enfermera que ha declinado sus asistencia al Congreso piensa que "no es necesaria la atención domiciliaria por parte de los farmacéuticos"

Sí han contado, sin embargo, con los siguientes ponentes que representan al resto de la cadena: Francisco José Saez Martínez, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y responsable del Grupo de Trabajo de Cronicidad de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG); Ana Cava Ros, trabajadora social de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, y Lucrecia Gutiérrez Muñoz, farmacéutica comunitaria en El Boalo (Madrid), que estuvo también en Infarma explicando su participación en un estudio sobre la incidencia de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer.

Como ha explicado Murillo, "en la cronicidad no sobran manos, sino ideas". Y ha subrayado que la pandemia ha mostrado la utilidad de esta atención farmacéutica domiciliaria, plasmada ya en cuatro Leyes de Ordenación Farmacéutica, más la próxima de Madrid.

Ejemplo pionero en El Boalo
Un ejemplo pionero de atención farmacéutica domiciliaria ha sido la desarrollada por Lucrecia Gutiérrez en El Boalo (Madrid) entre 2015 y 2018 con 11 pacientes (invidentes, personas que vivían solas...). "Ha sido un servicio remunerado. Servicios Sociales valoraba el nivel de dependencia y, a través de la renta, se veía la subvención del Ayuntamiento", ha explicado. Ahí ha colaborado la farmacia, detectando pacientes que necesitaban este servicio, el centro de salud y los servicios sociales. Y ha señalado que en la farmacia es muy fácil detectar, por ejemplo, el deterioro cognitivo.

Gutiérrez ha detallado que el proyecto tuvo muy buena acogida en el Ayuntamiento de El Boalo. Y, por parte de la farmacia, se hacía primero una entrevista, una revisión del uso de los medicamentos (RUM), y una toma de glucosa, presión arterial y control de peso. A los 15 días se acudía al domicilio y se repetían estas pruebas, además de facilitar sistemas personalizados de dosificación (SPD).

Sin embargo, Gutiérrez no ha entrado a detallar por qué este servicio se tuvo que suspender en 2018, a causa, según ha dicho en el Congreso, de "algún problemilla". Este "problemilla" estuvo motivado por la denuncia de intrusión por parte del Sindicato de Enfermería Satse, y finalmente la Dirección General de Inspección y Ordenación de la Comunidad de Madrid optó por dar concluida dicha actividad.

Vicente J. Baixauli (Sefac): "Nos estamos jugando ahora cuánto de asistencial va a ser la farmacia en el futuro"
La atención farmacéutica domiciliaria, excepción sanitaria
Estas son las 31 competencias para ser un farmacéutico 100% asistencial
"La pandemia de la covid-19 ha evidenciado un futuro en el que debe estar presente la farmacia"
El circuito "paralelo" de los hospitales
Como ha destacado Murillo, la cronicidad es un elemento clave, según ha recalcado también Saez Martínez: "Necesitamos continuidad de tratamientos". Y este ha añadido que "el domicilio es fundamental en la atención primaria, como ahora se están dando cuenta en los hospitales, que están montando un circuito paralelo, saltándose al farmacéutico comunitario y donde cada vez se invierte más. Y en el servicio privado se está empleando la telemedicina a domicilio, dejando al paciente con una valoración parcial". Ha esgrimido una lanza en favor del farmacéutico en relación también con el cuidador, que puede detectar alertas. De hecho, Saez Martínez defiende una escucha activa, "no solo del paciente, sino también del cuidador". A ello la farmacéutica Gutiérrez ha añadido la utilidad del farmacéutico cuando a un paciente se le da el alta hospitalaria.

"Los hospitales están montando un circuito paralelo, saltándose al farmacéutico comunitario y donde cada vez se invierte más" (Francisco José Saez Martínez, SEMG)

Saez Martínez, por su parte, ha abogado por que todos los profesionales de atención primaria trabajen juntos en atención farmacéutica domiciliaria y que haya un nexo de unión entre los servicios sociales y los sanitarios, algo que, según ha señalado, solo ocurre en el País Vasco, donde además hay acceso a la historia clínica, asunto que defiende también para los farmacéuticos. De hecho, entre el público asistente se encontraba Miguel Ángel Gastelurrutia, presidente en funciones del COF de Guipúzcoa (tomará posesión el 14 de junio), conocedor de este proyecto.

No en vano, País Vasco tiene 147 municipios y 368 farmacias que participan en el programa del Departamento de Salud para mejorar el uso de medicamentos en usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio, al que el 30 de marzo se sumó el municipio guipuzcoano de Orio. Se benefician unos 1.100 pacientes y cuenta con un presupuesto de 443.390 euros para 2022.

La labor de los servicios sociales
En el caso del País Vasco, la dirección de Servicios Sociales de cada Ayuntamiento selecciona a los usuarios participantes quienes, antes de su incorporación al Programa, tienen que dar su consentimiento. Posteriormente, el usuario elige la farmacia y se le realiza una entrevista para elaborar una ficha con toda la información relativa a la medicación que toma y los problemas de salud que tiene. Con una periodicidad quincenal o semanal, el farmacéutico prepara y entrega la medicación en las dosificaciones personalizadas.

¿Los destinatarios diana de la atención farmacéutica domiciliaria? Pacientes inmovilizados, en su domicilio, que tienen problemas con sus cuidadores y dificultades de acceso a tratamientos, señala Saez Martínez. A esto, Cava Ros ha añadido el problema de vulnerabilidad social y económica, con vivienda en sitios alejados o con barreras arquitectónicas.

"En el ámbito urbano tenemos más servicios y prestaciones, pero también más población a la que es más difícil llegar" (Ana Cava Ros)

En esta mesa del Congreso la trabajadora social, Ana Cava Ros, que también representa a una sociedad científica (Asociación Española de Trabajo Social y Salud) y tiene más de 32 años de experiencia en centros de salud, ha distinguido entre el ámbito rural, donde comenzó trabajando y que ha definido como "mucho más cercano", y el ámbito urbano, donde ha estado en los últimos 26 años: "Aquí tenemos más servicios y prestaciones, pero también más población a la que es más difícil llegar y conocer tan profundamente como en el ámbito rural". Cava Ros ha revindicado que profesionales como ella están dentro del ámbito sanitario, no en servicios sociales municipales: "Somos el profesional que trabaja desde las necesidades sanitarias y sociales de la persona".

Sobre la Ley de Dependencia, Murillo ha recalcado que cuando salió hace 15 años se estableció en 180 días el tiempo máximo para que una persona recibiera atención sociosanitaria: "La media en España son 242 días. Es decir, hay gente que se pasa años hasta que le valoran y luego para que le den asistencia social".

Cava Ros considera que esta Ley ha generado un derecho social, pero cuenta con financiación del Gobierno central y autonómico. "Cada comunidad, según su financiación, lo ha gestionado de manera diferente. La tónica general siempre ha sido de mucha demora. Llevamos dos años en que se está haciendo un plan de choque, para que esta demora se vaya reduciendo. Y se está consiguiendo", ha aclarado.
Aviso Legal | Política Privacidad | Política Medioambiental | Coyright © 2016 Colegio Farmacéuticos de Granada - Todos los derechos reservados